jueves, 3 de octubre de 2013

Animaladas made in USA

A veces parece increíble que los norteamericanos nos puedan superar en salvajadas, pero mientras todavía nuestro Rey está pagando un año y medio más tarde con creces su safari por Botsuana para cazar un elefante, siempre hay un norteamericano que le superará con creces en desfachatez.


Bueno, la semana pasada un impresentable que responde al nombre de Tony Makris y del que curiosamente no existe una triste entrada en la Wikipedia (o que un servidor haya podido encontrar), perpetró un acto repudiable en toda medida, cazó un elefante para incrementar la audiencia de su surrealista programa de caza mayor, Under Wild Skies, el cual se emitía en el canal NBC Sports (lo han cancelado fulminantemente después de las críticas recibidas). De entrada cazó a éste en septiembre de 2012, pocos meses después de la heroicidad de nuestro monarca, grabando estas imágenes para su inmortalidad televisiva:



Vomitivo en toda regla. Y podría dejarlo aquí, pero un simple comentario en el post donde vi la animalada en cuestión me llevó a investigar un poco más al personaje. Y resulta que descubrí que se trata de uno de esos animales políticos, que siempre se mueve entre bambalinas y posee más poder del que cabría suponer.

Resulta que fue el consejero político que encumbró a Charlton Heston a la presidencia de la Asociación Nacional del Rifle (1998-2003). Pero es que rebuscando un poco más he encontrado que el personaje en cuestión llegó a trabajar como Subsecretario adjunto de Defensa para House affairs (una especie de enlace con el Congreso) hacia 1985, o sea, que trabajó en el Pentágono durante la Administración de Ronald Reagan. Así que nunca se ha tratado de un personaje menor y explica la razón de que llegase a tener un programa en televisión en un canal de la NBC. Ahí queda.

En fin, te estarás preguntando como ha reaccionado el personaje ante las críticas recibidas, pues como cabía esperar, comparando a sus críticos con Hitler y defendiendo la siguiente máxima: "el argumento de que está bien cazar algunos animales -ciervos y conejos, por ejemplo- pero no a otros, no es más que una forma muy singular de racismo animal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No dudes en comentar este artículo si te apetece. Sólo pedirte un pequeño favor: "no utilices abreviaturas que atenten contra nuestra lengua común".