sábado, 19 de noviembre de 2016

Era Rajoy - Año 4 - Día 366

Nada, que por asombroso que resulte, la Educación de nuevo está en las portadas de los medios junto con magnicidios y conspiraciones antirrepublicanas ficticias. Y, como no podía ser de otra forma, este berenjenal pilla a nuestro Presidente de viaje, esta vez en Alemania, donde ha sido felicitado por su resistencia numantina por Merkel, ya elevada a los altares por el cesante Obama.

En lo que me toca, vista la última variación propuesta (y pronostico que todavía quedan un par de bandazos más), la mayoría de las asignaturas que imparto o impartiré en los próximos años, que se encuentran bajo la exquisita denominación de asignaturas específicas (cajón desastre donde todo cabe) adquieren la misma prebenda que ya disfrutaban sus compañeras de viaje, la Religión y la Educación Física: exención total del control mediante reválidas. Así que todas las pajas mentales que he vertido en este blog a lo largo de los últimos meses sobre como se podía realizar un examen de programación o de ofimática por escrito han fenecido en pro de un pacto político o más bien un aprovechamiento espurio de la situación para eliminar todos aquellos elementos impracticables que se encontraban en la ley. Al parecer también caen en el olvido tanto los exámenes orales de Inglés como que en la reválida de segundo de Bachillerato los alumnos se examinen de Filosofía estudiada en primero. Así que al final mi apuesta por el Python 3 parece que ha sido correcta, dado que me he quedado con un lenguaje de programación altamente didáctico.

Por cierto, que lo de paralizar la paralización de la LOMCE escudándose en el tema de los fondos europeos tiene una buena base legal en cuanto puedo dar fe de que mis compañeros firman (forma decimonónica que tiene la Unión Europea de fiscalizar los fondos europeos aportados) hora a hora, día tras día, en unos preciosos cuadrantes que han impartido las asignaturas financiadas con ellos. Amén, que curiosamente son las asignaturas que han quedado en la nueva, y todavía no última, reformulación de estas reválidas venidas al futuro desde el pasado.

En fin, "a dos días de cumplir su quinto aniversario, la Era Rajoy sigue siendo de lo más hilarante, aunque sus efectos en un servidor parecen que se han difuminado por el momento es post de un cada vez más quimérico Pacto Educativo Nacional visto el percal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No dudes en comentar este artículo si te apetece. Sólo pedirte un pequeño favor: "no utilices abreviaturas que atenten contra nuestra lengua común".