miércoles, 29 de junio de 2016

Adiós Bud

Entré en contacto con él las tardes de sábado y domingo cuando no había nada más que ver que TV1 (sí, no siempre se llamó La Primera) y después me acompañó de adulto en las soporíferas mañanas de los días festivos. Incombustible, para eso fue nadador olímpico, siempre fue capaz de arrancarme un sonrisa. Obviamente la mejor forma de despedirse de él es recordando sus momentos más memorables:



En fin, "hasta siempre Carlo Pedersoli, perdón, Bud Spencer para todos sus amigos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No dudes en comentar este artículo si te apetece. Sólo pedirte un pequeño favor: "no utilices abreviaturas que atenten contra nuestra lengua común".