miércoles, 21 de diciembre de 2011

Era Rajoy - Año 0 - Día 31

Y tomó posesión y a sus ministros nombró. Al fin los politólogos de este país pueden dormir tranquilos, el equipo que acompañará a Rajoy en esta travesía de cuatros años por la crisis de España es definitivo. Las porras al respecto no han fallado en casi ningún nombramiento salvo tal vez por la cartera de Educación (que es la que más interesa a un particular, aunque vaya acompañada por Cultura y Deporte), que ha recaído en un conocido tertuliano de la Cadena Ser, José Ignacio Wert. Es curioso, ya que los progres de salón que nos levantamos escuchando por la mañana Hoy por Hoy le conocemos mucho mejor que los votantes que le han encumbrado al puesto. En fin, ya veremos que hace con la Ley de Educación.

Pero supongo que querrás saber la lista completa, ahí va:

Vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno y ministra de Presidencia: Soraya Sáenz de Santamaría
Ministro de Economía y Competitividad: Luis de Guindos
Ministro de Defensa: Pedro Morenés
Ministro de Educación, Cultura y Deporte: José Ignacio Wert
Ministro de Justicia: Alberto Ruiz Gallardón
Ministro de Interior: Jorge Fernández Díaz
Ministra de Fomento: Ana Pastor
Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente: Miguel Arias Cañete
Ministro de Exteriores: José Manuel García Margallo
Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: Ana Mato
Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas: Cristóbal Montoro
Ministra de Empleo: Fátima Báñez
Ministro de Industria, Energía y Turismo: José Manuel Soria

En resumen, gran cantidad de ex-ministros y ex-secretarios de estado, unos cuantos tecnócratas, una pequeña sorpresa, el hombre que siempre quiso ser ministro y el hasta ahora artista anteriormente conocido como "el clon de Aznar". Pocas sorpresas nos van a dar, ya que sus actuaciones pasadas son conocidas por todos.

¿Qué leerás mañana en los medios de derechas? Que Rajoy ha confeccionado un equipo con experiencia, con un fuerte eje económico conformado por la pareja Guindos - Montoro y que ha dejado la patata caliente de Justicia a un inexperto Gallardón (éste sigue teniendo muchos detractores dentro de su propio partido).

En los medios de izquierdas leerás por contra que Rajoy ha recurrido a parte de la vieja guardia de Aznar, con nombres manchados por historias del pasado. Se dedicarán a desgranar la intervención de Arias Cañete en el tema del Prestige o a culpar de Guindos de la crisis que sufrimos al haber sido éste uno de los ejecutivos asesores de Lehman Brothers.

Vamos, que hay carnaza para ambos bandos. Pero lo mejor de todo serán las intervenciones de Soraya Sáenz de Santamaría todos los viernes desgranando las decisiones del Consejo de Ministros, en pocos días se va a convertir en una de las personas más odiadas de este país.

Por cierto, haciéndome eco de un comentario de Darkel, la inexistencia de un ministerio de Ciencia y Tecnología estaba claro. De nuevo el modelo de crecimiento de este país va a ser el ladrillo, que ha nadie le quepa ninguna duda, basta para confirmarlo releer las medidas que puso sobre el tapete Rajoy hace dos días.

En otro orden de cosas, parece que después del atracón que los bancos se han pegado gracias al BCE (cerca de 500000 millones de euros) el problema de liquidez ha pasado a mejor vida. Esto no quiere decir que algo de este dinero vaya a llegar a nuestros bolsillos, la mayor parte de él se dedicará a relajar la crisis de deuda en un negocio redondo para los mercados. Y sabes los más gracioso, que la prima de riesgo en vez de bajar, subió 23 puntos básicos, quedando en los 334. La Bolsa también se lo tomó mal y bajó otro tanto, un 0,9%. Es decir, que los mercados quieren más dinero aún.

En Cataluña, donde van demasiado adelantados en esto de los recortes para el gusto de sus ciudadanos, hoy tocó el euro por receta y el impuesto hotelero, medidas casi mascadas. Pero el día se dislocó en cuanto llegaron las nóminas de los funcionarios, ya que en un esperpéntico experimento de ingeniería contable no explicado les retuvieron el IRPF de un dinero que aún no han cobrado. Ver para creer.

Por último, otra selección de lo mejor que he visto en la últimas horas en las redes sociales. Primero un chiste de lo más macabro:


Y para cerrar un anuncio de Campofrío que en pocas horas se ha convertido en el mejor cortometraje del año, pero con mucho:



Por cierto, que ya he leído las más peregrinas interpretaciones del mensaje final en esas mismas redes sociales, parece que el sencillo: "Que nada nos quite nuestra manera de disfrutar la vida"; va a ocasionar más de un debate en este país. "Sólo quedan 1431 días".

6 comentarios:

  1. Muy bonito el anuncio..
    Por cierto, el nuevo ministro de economía era asesor de Lehman Brothers...

    ResponderEliminar
  2. Ah no no, no era porque estaba mal, era un apostillamiento porque no habia leido que lo habias puesto. Aunque ahora que veo si parece ser que era asesor.

    ResponderEliminar
  3. En realidad era las dos cosas. Era el presidente para España y Portugal de Lehman Brothers, pero obviamente pintaba poco en las decisiones de la empresa, de ahí que quepa suponer que su trabajo era casi de consultor.

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad... me parece de un acierto y de un gusto bastante impresionante, dado el correr de los tiempos publicitarios.

    Emociona incluso a aquellos que hemos querido arrancar a los demas una sonrisa, aquellos que tenemos el badabim-chas!! siempre en la boca, humildemente conocidos como graciosetes...

    ResponderEliminar
  5. Un gobierno de amiguetes y viejas glorias... parece una película de Torrente...

    ResponderEliminar

No dudes en comentar este artículo si te apetece. Sólo pedirte un pequeño favor: "no utilices abreviaturas que atenten contra nuestra lengua común".