miércoles, 16 de febrero de 2011

Raulista

Nunca he escondido a nadie mi predilección por el ex-delantero madridista. Raúl González es uno de esos futbolistas que llama la atención, no por su calidad intrínseca (qué la tiene, pero que no es comparable ni por asomo con la de Messi por ejemplo), sino por su perseverancia.

Considerado por muchos como la chinita que no permitió estallar antes a la selección española (siempre me pareció bastante capcioso considerarle el culpable de nuestro mal juego, ningún seleccionador llegó a plantear que la selección jugase para él), para otros es un líder natural en el equipo que juegue.

Lo más gracioso de todo es que cuando se suponía que Raúl iba a retirarse placenteramente en algún equipucho de viejas glorias (al más puro estilo Beckham) después de su salida del Real Madrid, hizo las maletas para Alemania y se unió al Schalke 04, un equipo que soñaba con la Champions. Y aunque el inicio en la Bundesliga fue cuando menos horrible (ahora está en la mitad de la tabla), después del partido de ayer, con el empate de Mestalla, los cuartos de final parecen más cercanos (duele que el damnificado en esta gesta tenga que ser un equipo español).

¿Y quién fue el artífice de esta hazaña? Pues como diría Manolete: "El de siempre. El que nunca hace nada."

Por cierto, para el que guste de estadísticas. Este gol es el 71º que consigue Raúl en competiciones europeas, lo que conlleva que se haya convertido en el máximo goleador de la historia de éstas. ¡Vamos! Una nimiedad al alcance de muy pocos jugadores en activo.

Bueno, te dejo con los dos goles del partido de ayer, aunque el segundo, el de Raúl, vale doble:


En fin, "perdóname haberte hecho sufrir esta pequeña licencia personal que se sale del perfil habitual del blog, pero es que soy raulista hasta la médula".

4 comentarios:

  1. Todos sabemos tu predilección por Lucia Lapiedra y todavía no le has dedicado nada.

    ResponderEliminar
  2. Te perdono el sufrimiento.

    ResponderEliminar
  3. ¿Ahora eres gay?.
    Ya lo había pensado cuando vi al niño ese de la flor...

    ResponderEliminar

No dudes en comentar este artículo si te apetece. Sólo pedirte un pequeño favor: "no utilices abreviaturas que atenten contra nuestra lengua común".