jueves, 21 de junio de 2012

Era Rajoy - Año 0 - Día 213

Y llegaron al fin las cifras de los auditores externos y nadie es capaz de creérselas. Resulta que las ayudas que necesitará nuestros bancos ascienden a sólo 62.000 millones de euros en el peor de los casos, aunque probablemente serán menos aún si nos quedamos en el supuesto de que la economía ira mal pero no se desplomará. En ese caso serán sólo 51.000 millones, de los cuales habría que descontar las ayudas de los bancos que puedan recapitalizarse por si mismos, los más grandes, el BBVA, el Santander y La Caixa. O sea, unos 40.000 millones, muy lejos de los 100.000 que pedimos y sólo el doble de lo que necesita Bankia. Y es esto lo que cuesta más digerir, que los errores de una caja controlada desde tiempos inmemoriales por el PP nos vaya a hipotecar de por vida.

Pero da lo mismo, firmaremos en algún momento impreciso del futuro el rescate (ya que según De Guindos no es importante la fecha), subirá el IVA y bajará el sueldo de los funcionarios de nuevo, con lo que la economía se contraerá y habrá que esperar hasta el año 2020 para que se creen los dos millones de puestos de trabajos prometidos por Rajoy en la elecciones (De Guindos dixit, no me lo estoy inventando) con unos servicios públicos en franca desaparición y ninguna alternativa plausible, pero claro, habrá que reelegir a Rajoy otras dos legislaturas para comprobar que decía la verdad..

¡Y qué mas da! Toda la tropa del PP a lo suyo, que al parecer la consigna es hacer desaparecer España: la Botella recortando la recogida de basuras en Madrid, Aguirre pidiendo la desaparición del Tribunal Constitucional (alguien debería decirle que la Constitución no se toca salvo por una amplia mayoría del Congreso y el Senado que jamás el PP soñará poseer, salvo que todos nos volvamos idiotas), Cospedal reduciendo las ayudas a los pensionistas, etc.

Bueno, al menos un senador del PP ha votado en contra de su partido, que aunque no sea en conciencia es un pequeño atisbo de que otra case de política es posible.

En fin, hoy toca Eurogrupo y mañana nuestro Presidente se va de vacaciones a Roma, porque nada va a sacar de Merkel en ese encuentro salvo otra fantástica fotografía para la portada de La Razón y demás diarios afines, "aunque también podría irse luego de allí directamente a las Islas Salomón, donde su estilo de presidencia sería bien recibido durante los próximos 1249 días, no por los isleños sino por los españoles".

3 comentarios:

  1. bla bla bla... bajada de sueldo de funcionarios... bla bla bla

    ResponderEliminar
  2. "Salvo que nos volvamos todos idiotas"... Chuchi, cosas veredes!

    ResponderEliminar

No dudes en comentar este artículo si te apetece. Sólo pedirte un pequeño favor: "no utilices abreviaturas que atenten contra nuestra lengua común".